¡Precio rebajado! Los que Murieron te Saludan Ver más grande

Los que Murieron te Saludan

Nuevo

Autor: Hernán Migoya

Más detalles

18,00 €

-5%

18,95 €

2 artículos

Al comprar este producto puede obtener hasta 2 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 2 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,50 €.


Más

Jonas Byrne emprende un viaje hasta una remota y misteriosa aldea perdida en los Andes para visitar de primera mano la Casa Roja de Sóndor, que dicen embrujada, y reunir documentación para un célebre escritor estadounidense de best sellers de terror. Ni se imagina las consecuencias que este viaje tendrá en su vida y en la forma que tiene de verla.

Con ecos de Stephen King, García Márquez, Jodorowsky o Peckinpah, Hernán Migoya nos brinda una obra maravillosa que trasciende de cualquier catalogación y que se mueve entre el terror, las road movies fronterizas, el descubrimiento personal y la metaliteratura, para erigirse, como bien indica Jesús Palacios, en una experiencia "tan arrolladora como fascinante".

Además, el escritor y crítico madrileño, nos dice que es esta una: "Novela sin duda de género o géneros, de aventuras y esperpentos varios, de horrores reales y fantásticos, Los que murieron te saludan oculta, en realidad, bajo todas sus capas y niveles de lectura y escritura, una novela de ideas, repleta de conceptos que desafían las convenciones no solo de la omnipresente corrección política que nos ha emasculado artística e intelectualmente para siempre –pero sin darnos nada a cambio, a diferencia de lo que le ocurre al protagonista-, plagada de anotaciones aparentemente al margen que son su verdadera esencia. Hernán Migoya no perdona nada ni a nadie, todo lo cuestiona con espíritu crítico tan ácido y lúcido como iconoclasta, demoliendo los tópicos que nos atacan desde todos los frentes, sin dar cuartel a izquierda o derecha, plantando la semilla de la incertidumbre y la duda desde la propia estructura autoparódica y metaliteraria del libro hasta el amargo final de la peripecia personal de su quijotesco héroe americano. Porque al final (no spoiler, tranquilos) puede que la magia exista, puede que dios o los dioses existan, que haya otras realidades, otros mundos que estén en este (o no), pero… ¿Qué más da? ¿Y si son tan mezquinos, tan tristes, egoístas, sórdidos y patéticos como nosotros, como nuestro propio mundo cotidiano? Bajo la advocación de Heisenberg más que de la de Castaneda, Jodorowsky o Stephen King, hay que leer Los que murieron te saludan no solo –que ya es bastante- porque sea singular, divertida y arrolladora, sino porque dice algo sobre la realidad y sobre nosotros mismos que pocos autores más se atreven a decir hoy en voz alta, menos aún a ponerlo por escrito. Por eso necesitamos a Hernán Migoya. Para que dé su voz a los muertos, y estos nos saluden desde ese lugar al que, no lo dudéis, todos iremos a parar a nuestro debido tiempo. O antes".